Si eres nuevo en mi blog, talvez quieras suscribirte a mi RSS feed RSS feed. Thanks for visiting!

vision 230x255 Segundo hábito   Comenzar con el fin en la mente¿Tienes algún fin en la mente?, ¿Tienes una clara imagen de qué quieres ser dentro de un mes, medio año, 1 año, 5 años, 10 años, etc.

Ya que hayamos tomado las riendas de nuestra vida, como lo enseña el 1er hábito en “Primer hábito – Ser proactivo”, pasamos al siguiente de estos hábitos que es; comenzar con el fin en la mente. Puesto que tú eres el conductor de tu vida, debes saber a dónde quieres ir y trazar un mapa para que logres llegar sin perderte en el camino.

“El hombre es el verdadero creador de su destino. Cuando no está  convencido de ello, no es nada en la vida” Gustavo Le Bon.

Empezar con el fin en la mente significa desarrollar una clara imagen del lugar al que quieres llegar en tu vida; en quien te quieres convertir en un futuro; qué huella quieres dejar en éste mundo; cómo quieres que te recuerde tu familia, amigos, compañeros, etc. Simplemente se refiere a pensar más allá del día de hoy de manera que cada paso que des y cada cosa que hagas, esté siempre en la dirección correcta.

¿Por qué es importante comenzar con un fin en la mente?

Porque los caminos que elijas hoy, podrán afectarte para siempre mañana. Y de esta manera puedes darte cuenta si estás caminando en una dirección incorrecta, o si alguien está decidiendo tu propio futuro, para así poder remediar la situación.

Se fija un destino y se planifica la mejor ruta antes de emprender un viaje, se diseña una bufanda antes de tejerla, se prepara un discurso antes de leerlo, etc. Incluso, si se quiere tener éxito en un negocio, es necesario definir con claridad lo que se está tratando de lograr; la razón de ser de la empresa (misión). Se debe pensar en el producto o servicio que se quiere proveer, organizar todos los elementos para dar en el blanco, y fijar un objetivo en el mercado, es decir; hasta dónde se quiere llegar (visión). Todo esto es comenzar con el fin en la mente.

¿Cómo hacerlo?

Te sugiero que hagas tu propia misión, escríbela en un papel y ponla donde la puedas ver y recordar todos los días. Un enunciado de misión puede ser largo o corto, puedes ayudarte con citas o frases celebres y amoldarlas a tu vida. Una misión en la vida te ayudará a mantener un rumbo correcto y a recobrar la compostura pese a los obstáculos o desviaciones que puedas tener; es tu razón de ser; es tu timón para navegar en el mar de la vida. Un ejemplo de misión muy breve es este; “Seré siempre fiel a Dios. Iniciaré todos los desafíos con optimismo en vez de hacerlo con dudas. Triunfaré en mis negocios y mejoraré mi calidad de vida. Nunca abandonaré a un amigo.” Etc.

“No hay ningún viento favorable para el que no sabe a qué  puerto se dirige.” Arthur Schopenhauer.

Una vez que tienes tu misión, debes establecer metas. En otras palabras; divide tu misión en trozos más pequeños, lleva lo general a lo particular, planifica y detalla cómo es que llegarás a cumplir tu misión y a ser la persona que quieres ser en un futuro. Utiliza metas a corto, mediano y largo plazo.

Un ejercicio muy bueno es imaginarte que estás asistiendo a un funeral. ¿Ya te lo estás imaginando? Cuando entras, ves los rostros de las personas, tristes por la dolorosa pérdida, pero felices por haber conocido al difunto que se encuentra en el ataúd. Mientras te acercas al ataúd, escuchas la música de fondo que acompaña el sufrimiento de las personas, ves las hermosas flores que adornan el lugar y te das cuenta, cuando asomas la cabeza dentro del ataúd, que aquel difunto eres tú; estás cara a cara contigo mismo. Toda la gente de tu alrededor ha ido a rendirte un homenaje y a expresar sentimientos de amor y aprecio hacia ti. ¿Quiénes quieres que asistan a tu funeral?, ¿Cómo quieres que te recuerden? Durante la ceremonia, un miembro de la familia dirá un pequeño discurso, lo mismo lo hará un amigo, un compañero de tu trabajo, por último, también hablará el sacerdote. ¿Qué quieres que digan sobre ti?, ¿Qué tipo de persona te gustaría que reflejaran sus palabras?, ¿De qué manera te gustaría haber influido en sus vidas?

Haz en verdad el ejercicio, tomate tú tiempo y respóndete a todas esas preguntas, te ayudarán a crear una imagen de tu TÚ ideal para que puedas comprender en dónde estás parado, y puedas encaminar todas tus acciones para lograr ser esa persona tan especial. Te darás cuenta de lo distinta que será tu vida cuando reconozcas qué es lo verdaderamente importante para ti.

Por último, ya que tienes tus metas bien definidas, te aconsejo que las compartas con los que te rodean. Encuentra un amigo, un hermano, un compañero de trabajo, tu esposa, o cualquier persona que comparta la misma meta contigo, de esta manera podrán animarse, amarrarse y tomar fuerza para alcanzar dicha meta en un menor tiempo.

¡Hazlo!

“Una misión de vida es como un árbol con raíces muy profundas. Es estable, no se mueve, está vivo y crece continuamente. Puedes lidiar con el cambio y los vaivenes de la vida si tienes un tronco firme y sólido al que puedas aferrarte”.

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Comparte o sigue este articulo
  • Bitacoras.com
  • Meneame
  • Live
  • Add to favorites
  • RSS
  • Print